Residencia fiscal en España. Criterios determinación. Consecuencias de ser considerado residente fiscal.

Tener residencia fiscal en España  o no tenerla, puede tener unas consecuencias legales y sobre todo fiscales, muy importantes.  Así, el derecho español, entiende que la persona que es residente fiscal en España, debe pagar en España por la totalidad de sus rentas. Es decir, por todos sus salarios, pensiones, intereses, etc. Aunque estas se generen fuera de España.

Por lo tanto, es fundamental que sepa si es o puede ser considerado residente fiscal en España. Porque, si lo es, se le puede exigir pagar impuestos en España por todo.

Cuándo se es residente fiscal en España.

La residencia fiscal, se regula en la Ley 35/2006, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. En su artículo 9, que considera residente fiscal a quién:

.-Que permanezca más de 183 días, durante el año natural, en territorio español.

.-Tenga en España su núcleo principal de actividades o intereses económicos

Especial tratamiento en este sentido, tienen los diplomáticos, integrantes de oficinas consulares, etc.

Cálculo de los 183 días.

Para ver si se está en España más de 183 días, no se tienen en cuenta las ausencias esporádicas. Es decir, vacaciones, viajes de negocios o de placer, etc.

Sólo se tendrán en cuenta, si se acredita que se es residente fiscal en otro país.

Por lo tanto, si no es residente fiscal en España, es conveniente que:

.-Tenga un certificado de residencia fiscal de su país de residencia.

.-Pueda acreditar que ha estado en dicho país la mayoría del año.

Determinación del centro de interés o actividad.

Este es el otro criterio utilizado, para determinar la residencia fiscal.

Si no es residente en España, deberá acreditar que tiene su principal centro de interés en otro país.

Para determinar este centro de interés, se tienen en cuenta, no sólo dónde se tiene las rentas, sino también, el patrimonio, gastos, etc.

Presunción familiar.

Por ley, se presume (aunque se acepta prueba en contrario), que se es residente en España, cuando resida habitualmente en España el cónyuge no separado legalmente y los hijos menores de edad que dependan de aquél.

Permiso de Residencia Vs Residencia Fiscal.

Es posible que una persona, normalmente expatriado, o extranjero tenga permiso de residencia en España. Pero esto no significa que tenga necesariamente que tener la residencia fiscal.

Ya que son conceptos distintos.

Pero, es fundamental para las personas que quien solicitar un permiso de residencia en España:

.-se asesoren del tipo de permiso de residencia, y si ésta implica la necesidad de pasar en España más de 183 días al año.

.-se asesoren legalmente, sobre las implicaciones fiscales.

Conclusión

Según lo señalado usted debe asesorarse sobre las consecuencias de tener Residencia fiscal en España si:

.- Tiene bienes en España, o una actividad económica.

.-Si vive en España la mayoría del año.

.-O si desea solicitar un permiso de residencia.

Los convenios de doble imposición son fundamentales. Así, se tendrá que tener en cuenta, si existe un convenio entre España, y su país. Pues, puede ser fundamental para determinar la residencia fiscal.

 Si usted desea obtener asesoramiento experto, Consúltenos.

Puede mantenerse informado en nuestro Facebook.

La información proporcionada en este artículo no pretende ser asesoramiento legal, simplemente transmite información relacionada con cuestiones legales.

Carlos Baos (Abogado)

White & Baos.

Tel: +34 966 426 185

E-mail: info@white-baos.com

White & Baos 2021 – Todos los Derechos Reservados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: